Zopilote rey (Sarcoramphus papa)

El zopilote rey se encuentra entre las especies “carroñeras”, es decir, se alimenta exclusivamente de materia orgánica descompuesta, por lo que cumple muy importante labor de limpieza del medio ambiente. Ayuda a evitar que se desaten epidemias, plagas y demás males que podrían propiciar los cadáveres de animales en descomposición. Por lo que, se les considera “limpiadores” de la selva. Esta ave juega un papel importante en la cadena trófica al iniciar el consumo del animal muerto y facilitar el acceso para que otros animales puedan alimentarse de estos restos orgánicos (Berlanga y Wood 1992).

Zopilote relativamente grande, con un tamaño 71 – 81.5 cm. Con una envergadura de aproximadamente 1.93m y peso entre 8 y 14 kg. Alas largas y anchas; cola corta, ancha y cuadrada. Sexos similares y edades diferentes. Adulto: ojos blancos, cuello desnudo de color anaranjado y amarillo, cabeza desnuda de color gris oscuro, anillo ocular anaranjados. Base del pico amarillo, punta del pico anaranjado; las patas gris claro. Las cobertoras superiores e inferiores del ala y espalda blanquecinas. Presenta un collar gris. El álula, las secundarias y las primarias del ala son negras. La cola es negra también. Juvenil: ojos y pico negro, con plumas suaves en la cabeza. Cabeza y cuello gris; con un anillo ocular, pico y garganta de color anaranjado hacia rojo-anaranjado. Todo el cuerpo presenta un color negro-cenizo, con moteado blanco en las plumas axilares. El zopilote rey alcanza completamente su plumaje de adulto después de 5 o 6 años (Howell y Webb, 1995).

Fuente: Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad  (CONABIO)

Fotografía: Fulvio Eccardi